jueves, 4 de noviembre de 2010

LAS DIVAS

Las divas
Susana Gimenez. En su programa de televisión, La Susy leyó (le es imposible improvisar), un homenaje a la memoria de Kirchner. Fue un recital monocorde, sin inflexiones y trabándose por momentos. Digamos que fue lo más parecido al de una estudiante del primario en una clase de lectura. Al terminar su deplorable informe y sin mediar ningún espacio de silencio respetuoso, gritó: ¿Qué más tengo? Y al instante le entregaron la tapa de una revista de la farándula que mostró con alaridos de alegría. Además de lo vulgar de toda esta actuación, ¿acaso alguna vez Susana salió de la vulgaridad?, era evidente que fue un gesto forzado y de compromiso.

Mirtha Legrand. La anciana diva tuvo mucho mejor presencia, se paró y dio un pequeño discurso de condolencia improvisado o quizás leyendo algún cartel que le pusieron delante. Sea como sea, fue prolija, en el interín dijo estar emocionada y derramó algunas lágrimas que nunca sabremos si son sinceras porque los actores, y ella fue actriz, conocen la técnica de producir lágrimas aunque no estén un carajo conmovidos por la situación.
Hasta aquí estamos bien, pero acto seguido se sentó y al inicio del tradicional almuerzo cuestionó el tamaño del féretro dando a entender que medía menos de lo correspondiente a la talla del finado. En otras palabras sugirió que el féretro estaba vacío o que habría un enano como en la película Muerte en un funeral.
¿Será posible que después de tantos años la TV argentina no pueda parir mejores divas?

2 comentarios:

  1. cada pueblo tiene las divas que se merece....

    ResponderEliminar
  2. Ni siquiera merecen que hablemos de ellas

    ResponderEliminar