sábado, 7 de diciembre de 2013

EL INDOMABLE MANDELA






                                           Nelson Mandela (1918-2013)

La prospectiva, futurología o como se la quiera llamar, es una disciplina con alto componente de error. Las predicciones sobre el terreno social o económico con el paso del tiempo suelen terminar incumplidas. Localmente, los profetas vernáculos de la política y los economistas de marras se llevan las palmas en lo que hace al fracaso de sus predicciones.

Si nos trasladamos al ámbito internacional, era imposible prever la desintegración de la Unión Soviética un año antes de la caída del muro y menos aún, que un negro con prisión perpetua terminara siendo presidente del país más racista del planeta, con una minoría blanca cuya religión era el apartheid, un eufemismo que significaba “los únicos con derechos somos nosotros los blancos”.

                     Escenas habituales del apartheid

Por ser activista contra el opresivo régimen de su país, Mandela fue condenado a prisión perpetua en Robben Island, una isla a 12 kilómetros de Ciudad del Cabo, hoy transformada en museo de la ignominia. Allí pasó 17 años prácticamente incomunicado, recibiendo malos tratos y sometido a trabajos forzados. Cualquier otro en su lugar se hubiera quebrado moralmente, pero Mandela tenía esa fuerza interior llamada resiliencia, que es la capacidad de un individuo de sobrellevar situaciones donde otros caen en la depresión, el suicido, la locura o mueren de alguna enfermedad. Pero además, Mandela mantenía incólumes sus principios. Cuando fue trasladado a una cárcel en el continente, donde no la pasó mejor, en 1984 el Partido Nacional le ofreció, la libertad a cambio de que desistiera de su actividad política. Llevaba 22 años entre rejas y aislado del mundo. Cualquier otro hubiera aceptado y no habría sido una claudicación, tenía 66 años, su cuerpo era frágil y sus pulmones estaban enfermos como consecuencia de las privaciones. Sin embargo Mandela declinó la oferta por considerarla una burla a sus ideales políticos y a su dignidad personal.



                               Mandela en la prisión de Robben Island

Pasó 6 años más en la cárcel, donde le permitieron cultivar un pequeño huerto, que se transformó en su mundo, plantando y cosechando bajo la lluvia o el sol. Así como podía controlar esa parcela de tierra, también podía controlar su dignidad y sus memorias. Su abogado George Bizos lo recordó en uno de los escasos momentos en que podía visitarlo. Llegó escoltado por dos guardias adelante, dos a los costados y dos atrás, seis hombres fornidos para custodiar a un preso incapaz de hacer daño alguno ¿Era una parodia ridícula o es que le seguían teniendo miedo? Mandela no parecía un prisionero, caminaba con la frente alta y parecía que era él quién les marcaba el paso a sus carceleros. Cuando se acercó al abogado le dijo sonriendo: “George, permíteme que te presente a mi guardia de honor”. Así de inquebrantable era Mandela.

Discursos sentidos y sin duda sinceros fueron emitidos por los principales estadistas con motivo de su muerte reciente. “No puedo imaginar mi vida sin su ejemplo”, citó Obama. Por su lado el Primer Ministro inglés Cameron manifestó: “Se marchó una gran luz que teníamos en el mundo. Pedí que la bandera del Número 10 (sede del gobierno), ondee a media asta”. También podrían haber pedido perdón por el miserable comportamiento que tuvieron sus respectivas naciones con el líder negro. Hasta 2008, Estados Unidos lo tuvo clasificado como terrorista y por su parte Margaret Thatcher consideraba al Congreso Nacional Africano del que Mandela fue la principal figura, como una organización terrorista y se negó a participar en el boicot internacional contra el apartheid. Otros miembros del partido de la Dama de Hierro también lo detestaban, llegando uno de ellos a decir “Mandela debería ser fusilado”.

En Argentina, durante todo el tiempo en que se mantuvo la dictadura que entró en vigor en 1976, los comandantes de las tres fuerzas hicieron caso omiso de la Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo al Crimen del Apartheid. Por el contrario, mantuvieron excelentes relaciones comerciales y de logística, especialmente antiterrorista, con el régimen racista de Pretoria. El gobierno de Raúl Alfonsín puso fin a esta denigrante situación.


                        Una relación de mutuo respeto y estrecha amistad

En general, durante sus años de prisión muy pocos pensaron en el calvario de Mandela. Por estas tierras de América, agobiadas por dictaduras de extrema derecha, la única voz que clamaba por la injusticia contra el líder negro era la de Fidel Castro. Pero el apartheid se venía cayendo a pedazos, aislado del mundo era un anacronismo insostenible. Finalmente, los dirigentes del Partido Nacional le abrieron las puertas de la prisión y dejaron que aquel hombre gobernara con la sabiduría y la humildad que ellos nunca poseyeron.


 La hija de Nelson Mandela, Zenani Dlamini, es la embajadora de Sudáfrica en Argentina, un orgullo para nuestro país

La imagen de Mandela es un símbolo para recordarnos que el mundo es un apartheid global, con countries amurallados que separan a los ricos de los pobres. Un mundo cada vez más segregado, con ciudadanos de primera y de segunda, donde cada vez hay más riqueza en menos manos y la pobreza se extiende merced a un capitalismo salvaje, en una Europa gobernada por gerentes de bancos y grandes financistas.

Nelson Mandela: From 'terrorist' to tea with the Queen. The Independet,06/12/2013.

Ariel Dorfman. Madiba, más allá de la leyenda. Página 12, 06/12/2013.

Patricio Porta. El largo camino de Mandela. Página 12, 06/12/2013.

Marcus Mabri. Generation Born After Apartheid Sees Mandela’s Fight as History. The New York Times, 07/12/2013.
Martín Granovski. Mandela y la democracia argentina, vidas paralelas. Página 12,08/12/2013.

 


 

16 comentarios:

  1. Nada como enseñar al mundo con el AMOR despues de soportar las mas grandes torturas y agresiones los perdono a todos sus agresores. Solo un grande de verdad puede hacerlo, como Mahatma Gandhi, o Jesucristo y soy Ateo. Cuando vi la pelicula donde enseña a los negros a querer a los blancos para que luchen por su pais, fue algo muy fuerte. Enrique.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Hola Enrique, no sabía de la existencia de esta película, trataré de conseguirla.
      Abrazo

      Eliminar
  3. Que vida tan coherente, luminosa, ética,libertaria, humilde,valiente,lúcida y digna.
    Que su hija Zenani Diamini, sea embajadora en nuestro país, también me enorgullece.
    gracias por compartirlo Ricardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como no mandan a un diplomático de carrera? Renuncie montonero Zuma.

      Eliminar
    2. Zenani Mandela Dlamini, que usa también el apellido del príncipe del que está divorciada desde hace 11 años, estuvo casada con el príncipe Thumbumuzi Dlamini, de Suazilandia, un pequeño estado soberano sin salida al mar ubicado en África del Sur, cuya forma de gobierno es una monarquía absolutista. Se divorció del monarca hace 11 años pero aún conserva el título de princesa real. Mmmmmmmmmmmmm

      Eliminar
  4. Aparte de los dichos de Obama que citás, le escuché decir que moriría por sus ideales, él- y entiendo de las presiones que lo acosan-que autorizó una guerra . Obama, Cameron, etc. son unos cínicos.
    No soy optimista. ¡ Cada tántos años aparece un Mandela o un Gandhi !!
    Si, es verdaderamente más que penoso que haya muerto. Edith.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bueno, ya tenía 95 años, qué querés?!

      Eliminar
  5. Me parece extraño que no haya hecho ninguna mención al espíritu de pacificación, unidad y reconciliación del pueblo Sudafricano que buscó Mandela, a través de la Comisión para la verdad y la reconciliación, para superar odios y resentimientos fuertísimos en aquel país.
    Incluso buscado en el rugby, deporte que él desconocía por completo y en el que Sudafrico siempre fue, y sigue siendo, una potencia. Pero antes de Mandela era un reducto cerrado y exclusivo de los blancos, que él, con grandeza supo integrarlo y ganar, no solo aquél mundial sino que actualmente se pueden ver cada vez más jugadores negros a la par de los blancos.
    Este espíritu no se vió por cierto, ni se quiso tener en otras latitudes, mas bien por el contrario, solo se quisieron exacerbar odios, revanchismos y resentimientos. Y se puede apreciar que lo han logrado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un crimen que el programa de Lanata haya terminado. Qué haremos el domingo por la noche?

      Eliminar
  6. Hace hoy 20 años, el 10 de diciembre de 1993 Mandela ganaba el Nobel de la Paz compartido con su principal rival e interlocutor: el último presidente del apartheid, Frederik de Klerk. Qué injusto, como si los méritos hubieran sido parejos!

    ResponderEliminar
  7. El principal problema hoy es evidente y es que, los argentinos vivimos rodeados de "hermanos", que son capaces de dedicarse al saqueo y al robo ante el primer indicio de que "falta quien controle". (todo es igual nada es mejor...¡¡¡viva el relativismo moral!!!). Prefieren viajar gratis, que viajar "seguros y bien". Prefieren "arreglar" antes que pagar una multa, etc. etc. etc.
    Traducción, para que todos entendamos: si nuestros pacificos vecinos, ante la falta de policías, son capaces de meterse en los bancos y negocios y dedicarse a "ROBAR". Estamos "a la parrilla", también en este tema, somos como la ranita adentro de la olla, que le van calentando el agua y no se dá cuenta de que le han prendido la hornalla y la están cocinando...
    NO somos responsables de la famosa "grieta" cultural que está fragmentando a todo el país. Esta ya es una "Zanja" de muchos metros de ancho, y dejándolo en manos de "la política", el problema no se va a solucionar.
    Solo se podrá mejorar, si los dirigentes dan lugar a la aparición de nuevos personajes, que sean honestos intelectualmente y hayan demostrado idoneidad en su actividad, para que entre los "no políticos", saquemos al país del agrandamiento de esa "grieta".
    Me lo dijo hace muchos años un amigo italiano, ya que ellos también padecieron mucho tiempo de este problema, y luego de arrastrarse, siendo "el furgón de cola" de Europa, hoy lo han solucionado....saben como?
    Se dieron cuenta que: Política y Desarrollo, son como las vias de ferrocarril, si se cruzan el tren descarrila, por ello hay que lograr la autonomía de las decisiones políticas, de las decisiones económicas que lleven al desarrollo...hoy estamos como estamos, por la injerencia de "la política" en el Desarrollo nacional, que es la que nos ha depositado en el terraplen al costado de las vias, sin llegar a ninguna estación....
    No debemos esperar que los políticos lo cambien, el cambio empieza en nosotros...
    La única "política de estado", que hace falta, es dejar hacer a los argentinos un gran país, para que todos podamos vivir en él, de lo que "laburamos" y no pedir al estado que nos mantenga... o nos ayude con dádivas... o nos subsidie con rebajas... por estar cada vez mas pobres...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bla bla bla, el descolgado del tema de Jorgecarlos.
      Su amigo italiano le bate la justa con la bonita metáfora del descarrile.
      Qué suerte que eran mentiras lo que me contaron mis amigos italianos: que están al forno con patate...

      Eliminar
    2. El amigo de Jorge se llama Silvio.

      Eliminar
  8. Qué pobreza de respuestas! Hace un rato ví otra, también pobre, que fue eliminada. Que se borren comentarios porque no gustan significa otra muestra de pobreza. Deben aceptarse las opiniones de todos, aunque no gusten, sino qué sentido tuvo el festejo de ayer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, el único comentador meduloso sos vos, que el 10 lo que debés haber festejado es la extorsión policial y los "saqueos". Eso sí: sin odios ni rencores.

      Eliminar