viernes, 3 de mayo de 2013

NEGOCIOS Y DICTADURA

Los hermanos Iaccarino
Los hermanos Alejandro y Carlos Iaccarino poseían un emprendimiento lechero en Santiago del Estero que era administrado en una forma atípica en relación con otras empresas especialmente las de alta gama, según el nuevo término que designa todo aquello que excede en lujo y valor. Los Iaccarino, eliminaban las intermediaciones, trataban directamente con los productores, a los cuales les pagaban más y mantenían con los obreros diálogo armónico. Ganaban menos que otros empresarios con mentalidad especulativa, pero eran felices, tenían la conciencia tranquila.

                                   Rodolfo y Carlos Iaccarino

Esta conducta iba a contramano de la política de José Alfredo Martínez de Hoz, amo y señor de la economía argentina durante los años de plomo. El 4 de noviembre de 1976, ingresó a las oficinas de la empresa un grupo de tareas y los Iaccarino desaparecieron durante 9 meses del mundo normal para ingresar a la peor pesadilla que jamás hubieran imaginado. Con la acusación de conspirar contra los bienes de la Nación estuvieron detenidos en distintos centros que había montado la maquinaria del terror. 

Conocieron la picana eléctrica en todas sus formas y voltajes, mientras los mantenían colgados durante horas.
Lo que perseguían los torturadores era que renunciaran a sus propiedades y se alejaran para siempre de las zonas en las que desarrollaban sus tareas. Finalmente, quebrados física y moralmente entregaron sus empresas. 

Un día se presentó en el centro de detención, pulcramente vestida la escribana Lía M. Cuartas de Caamaño, la acompañaban los expropiadores, es decir los futuros dueños de la industria lechera. Yo creo que la escribana jamás se habría imaginado, cuando era estudiante en la Facultad de Derecho, de que caería en semejante vileza. El acta que se levantó decía: “Escritura Número 210, en la ciudad de Avellaneda, a once de noviembre de 1977, ante mí, Lía M. Cuartas de Caamaño, escribana titular del registro número 1 de este partido y a solicitud de los requirentes me constituyo en la Brigada de Investigaciones de Lanús, con asiento en Avellaneda... etc.” Y allí les dan el poder a dos personas que podrían vender, al precio que indicaran, las posesiones de los Iaccarino en Santiago del Estero.

Dos de los empresarios enemigos de los hermanos Iaccarino, Bruno Chezzi, presidente de las empresas Equino Química y de la compañía de Tierras y Hoteles de Alta Gracia, junto con el empresario, Vicente García, fueron quienes motivaron a Martínez de Hoz en contra de los Iaccarino. Estos sujetos, acompañaron a la escribana en esa oportunidad, para ayudar a convencer a las víctimas de que tenían que firmar el traspaso de bienes, caso contrario, terminarían en el Río de la Plata tirados desde aviones de la Marina, como era costumbre en aquellos tiempos. 

Señalemos que la escribana sigue actualmente ejerciendo sus actividades como si nada hubiera ocurrido. Cuando los Iaccarino salieron de aquél infierno, ya no serían los mismos y habían perdido todas sus pertenencias.



          Alejandro Vanoli, actual presidente de la Comisión Nacional de Valores

El caso fue detallado en un seminario dirigido por el presidente de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli, quien presentó las primeras conclusiones del informe "Economía, Sistema Financiero y Dictadura". Vanoli señaló, que a semejanza de los Iaccarino, otros 130 empresarios corrieron la misma suerte, de los cuales la mayoría fueron torturados y once continúan desaparecidos, el brazo económico de la represión, además de aplicar una política neoliberal que destruyó la industria nacional, tuvo como patrón "la presión, el apoderamiento de firmas y la participación de civiles que colaboraron con los torturadores para sacar activos financieros y poder apoderarse de las empresas". 
Ver: 24 de marzo 




                               Eduardo Saiegh

El calvario de Eduardo Saiegh
Eduardo Saiegh fue secuestrado y torturado en octubre de 1980 en la División Bancos del Banco Nación. Allí conoció el “submarino”, seguido de los golpes con la toalla mojada con el propósito de desapoderarlo del Banco Latinoamericano. Esa institución tenía acciones de la aerolínea Austral que permanecían en caución en el Tesoro de la entidad y la dictadura las necesitaba para cerrar un negociado con la estatización. Detrás de ese negocio estaba William Reynal, presidente de Austral y su primo Alejandro Reynal vicepresidente del Banco Central, apodado “el cajero de la dictadura”.

      William Reynal, Alejandro Reynal y José Alfredo Martínez de Hoz

Saiegh citó un editorial del diario La Nación publicado cuando se inició el juicio a los civiles cómplices del terrorismo de Estado. El diario calificaba a los juicios como “venganza”. “Es que en 2011 ya empezaba el caso Papel Prensa; entonces abrían el paraguas, y con el escándalo que hacen por la ley de medios quieren tapar ese caso, pero no podrán deformar la historia”, expresó Saiegh. El empresario manifestó que fue José Alfredo Martínez de Hoz quien instaló en las Fuerzas Armadas el concepto del desaparecido, porque ya lo practicaba en Acindar donde formaba parte del directorio.

Finalmente llegó el brazo de la justicia
Se ha dictado sentencia en la causa del Circuito Camps, veintitrés sentencias de las cuales dieciséis son condenas a prisión perpetua. Este fallo, ejemplar en sus considerandos, produjo un salto cualitativo al incluir por primera vez a un civil: Jaime Lamont Smart –ministro de Gobierno del ex gobernador de facto de la provincia de Buenos Aires, Ibérico Saint Jean.

       Jaime Lamont Smart                                       General Ibérico Saint Jean

Por orden del juez federal Daniel Rafecas fue detenido Juan Alfredo Etchebarne, abogado, amigo y compinche íntimo de José Alfredo Martínez de Hoz. Etchebarne presidió durante la dictadura la Comisión Nacional de Valores, el órgano rector del sistema financiero que se convirtió en una herramienta política del Ministerio de Economía y usó su maquinaria administrativa como una central de inteligencia para –entre otras cosas– perseguir a empresarios y financistas en un trabajo articulado con el I Cuerpo del Ejército. Etchebarne quedó detenido en el penal de Marcos Paz. Está imputado de participar en el secuestro y los tormentos de un grupo de 28 personas desde septiembre de 1978, ligadas al caso del Banco de Hurlingham, que había sido de los Graiver. 

Otro personaje vinculado al robo de empresas es el marino Jorge Vildoza, que participó en la venta fraguada de los terrenos de Chacras de Coria, propiedad de un grupo de mendocinos desaparecidos.

Vildoza y Martínez de Hoz, escaparon al brazo de la Justicia, el primero está prófugo y el segundo murió hace pocas semanas en el lecho de su lujoso departamento del edificio Cavanagh.

Fuentes:
Osvaldo Bayer. La realidad vergonzante. Página 12. 30/03/2013
Alejandra Dandan. La normalidad simulada. Página 12, 24/03/2013.
Alejandra Dandán. Dictadura y negocios. Página 12, 14/04/2013.
Stella Maldonado. Justicia perpetua. Página 12, 29,12,2012
Editorial. ¿Justicia o venganza para Jaime Smart. La Nación, 10,12,2012.



10 comentarios:

  1. Tal vez haya una sobrecarga en los adjetivos pero las historias aparte de estremecedoras son basicamente CIERTAS.

    ResponderEliminar
  2. Pensar que al periodista OsvaldoBayer, los herederos de Martinez de Hoz, le están realizando un juicio, por manchar el honor del apellido de su familia, en una investigación periodística contra el abuelo, el orejudo.
    La jueza hizo lugar al reclamo, así que van contra la única propiedad que tiene Bayer, que es su casa particular, porque a estos chicos, no les alcanzan 12.500 Has. de campos de su propiedad.
    Me gustaría saber, cómo se hicieron de esas 12.500 hectáreas?
    Será con honor?
    Trabajando?
    No creo, siempre vivieron del Estado.
    Dicen que son parte de una herencia y la justicia, no investiga, tampoco la AFIP.
    Hay pobre nuestro país, con tanto pirata y terrateniente suelto.
    Un abrazo Ricardo!

    ResponderEliminar
  3. Julito de Laferrere4 de mayo de 2013, 15:27

    Carlos Brunetta dice que las historias son basicamente ciertas y hoy el diario La Nación le pidió disculpas a la Presidenta por publicar una nota del Corriere de la Sera que resultó falsa. Pellizquenme para que me despierte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juanita Alcachofa5 de mayo de 2013, 9:30

      ¿Puedo pellizcarlo yo? ¿puedo elegir dónde? ¿puedo, puedo?

      Eliminar
    2. Che ,Juanita la Loca parece que estas embolada por que no me pellizcas a mi.Elegi donde quieras,podes y concreta!!!!!!!

      Eliminar
  4. Sr De Laferrere:no va a ser necesario que lo pellizquen.Es probable que no este acostumbrado a una cosa que se llama ecuanimidad,cuando estoy de acuerdo con algo lo digo y cuando no tambien...Lo que dice Ferreira acerca de la infame dictadura es cierto y estoy de acuerdo y probablemente la Nacion que se equivoca muchas veces pero en general tampoco miente hizo lo mismo.Esa es basicamente la diferencia con la gente como me imagino es ud.La presidenta un dia puede venir y decirles que Videla no era tan malo y uds obedecen y acatan.Hace poco una diputada del FPV dijo textualmente"a Cristina no se le habla se la acata" y lo dijo aparentemente sin verguenza.Y ...bueno si ese es el concepto estamos en el horno.Yo solo pido que piensen...piensen con libertad.Hay en todos los actos humanos blancos grises y negros.Hay que saber donde ponerse.
    Perdone la perorata de geronte no es mi intencion darle clases de decenci a nadie.Atte Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juanita Alcachofa5 de mayo de 2013, 9:31

      No sea cortamambo, por supuesto que es necesario que lo pellizquen... Yo me hago cargo.

      Eliminar
    2. Bueno que me pongo cachondo,hacete cargo....Estoy furioso porque soy gallina y le podiamos haber llenado la canasta a esos bosteros de M......

      Eliminar
    3. Juanita Alcachofa6 de mayo de 2013, 0:39

      Ud. vive furioso, hágase cargo también....

      Eliminar
  5. Interesante artículo sobre el Jo (the magician of Oz), que contiene cosas ciertas, pero también debe recordarse (y no se menciona aquí) que fue el creador de la tristemente célebre Circular 1050, nefasta para muchos ex propietarios que perdieron sus propiedades a manos de oportunistas aves negras. A él seguramente le estarán por siempre agradecidos el matrimonio de exitosos abogados que se fueron a Rio Gallegos cuando las papas empezaban a quemar. No tuvieron que esconderse, sino que enseguida empezaron a ganar buen dinero.
    Pusieron un estudio de abogados. Y en apenas cinco años, entre 1977 y 1982, lograron la hazaña de multiplicar su patrimonio y de comprar 21 propiedades.
    ¿Cómo hicieron Néstor y Cristina para prosperar en medio del terror imperante? ¿No era que habían pertenecido a la camada de jóvenes revolucionarios que por esos tiempos se jugaban la vida?
    La verdad es tan sombría que el ex presidente nunca quiso referirse a ella. Pero resulta necesario saber qué hizo durante la dictadura militar un hombre que se mostraba tan obsesionado por reparar las injusticias de esa época. Fue cobrador, llevaba los genes del abuelo.
    En la esquina ventosa de 25 de Mayo y Maipú, en el centro de Río Gallegos, abrieron el Estudio Kirchner e incursionaron en un rubro para el que se necesita un estómago fuerte: cobranzas y recupero. Tan eficiente se mostró Néstor en esos menesteres que los clientes se multiplicaron: entre otros, Automotores de Dios, Casa Sancho, de artículos para el campo, y el comercio de electrodomésticos Bercon.
    Pero sus mejores empleadores de entonces eran los bancos Cabildo y Patagónico, y las financieras Sic, de Bahía Blanca, y Finsud.
    Pero allá por 1977, cuando Martínez de Hoz liberó la tasa de interés, sin saberlo le hizo un gran favor al abogado NK. Las disposiciones del ministro permitían indexar las deudas de dinero según la inflación. El golpe de gracia para los deudores llegó con la circular 1050 del Banco Central en 1980, que terminó hundiendo a miles de ahorristas. Como la inflación llegaba al 100 por ciento anual, las cuotas mensuales –indexadas según esa cifra– les resultaban imposibles de pagar a muchos deudores, a quienes en consecuencia se les remataban las propiedades dadas en garantía.
    En ese contexto de desgracia ajena, el abogado NK compró 21 de los inmuebles que hoy relucen en su impresionante declaración jurada: una en el ’77, cinco en el ’78, cuatro en el ’79, tres en el ’80, cinco en el ’81 y tres en el ’82. ¿Cómo hizo? La clave está en su asesoramiento legal a la financiera Finsud, lo cual le permitía contar con información privilegiada sobre quiénes dejaban de pagar sus cuotas.
    ¿Qué hubiera sido de la actual colosal fortuna de los Kirchner sin el esquema financiero implantado por Martínez de Hoz? Atte.

    ResponderEliminar