miércoles, 1 de febrero de 2012

BALTASAR GARZÓN Y EL MUNDO DEL REVÉS


Sin duda alguna Franco se encuentra en el podio junto con los peores dictadores que tuvo el siglo XX. Imbuido por un mesianismo ultra católico consideró que había que depurar a España de herejes, ateos y comunistas. Franco fue la restauración de la Inquisición, menos cruel, pero en mucha mayor escala y en su objetivo no escatimó métodos como el bombardeo a la ciudad de Guernica, ajena a la zona del conflicto.


                                Guernica después del bombardeo
Aquél fue el primer ataque aéreo masivo a una población civil y con el único propósito de evaluar la magnitud de daño que puede causar la aviación. Lo llevó a cabo la Legión Cóndor con eficiente minuciosidad alemana y Goering quedó ampliamente satisfecho con el experimento que pasó a la posteridad en el cuadro más famoso y conocido del siglo XX pintado por Picasso. Los alemanes siempre se caracterizaron por hacer las mejores y peores cosas aplicando el mismo esmero y diligencia.
Después de la guerra vinieron los fusilamientos en masa de civiles señalados a dedo por curas, agrupaciones ultra católicas o simples soplones por razones de desquite o conveniencia. Pulularon los campos de concentración y los trabajos forzados para los sospechosos y los republicanos que lograron sortear los fusilamientos. El control de los medios fue total y el culto a la personalidad del “generalísimo” fue agobiante.


                       Presos republicanos en un campo de concentración

Durante 40 años España quedó envuelta en un manto de atraso moral, científico, cultural y económico. Nunca estuvo tan en vigencia la frase de que “Europa termina en los Pirineos”.
Muerto Franco, al pueblo español le costó sacarse las telarañas mentales de décadas de machacarles en las escuelas que el caudillo había sido enviado por la Divina Providencia para salvar a España del comunismo y de los enemigos de dios. Hubo lo que se llamó el destape, especialmente a nivel de las ideas y de las libertades sexuales. Fue un logro aprobar la ley del aborto cuando en la época de Franco estaba prohibido hasta el uso de anticonceptivos.
Sin embargo, la sociedad española y menos aún la justicia tuvieron el coraje de investigar los crímenes de aquella dictadura y castigar a los principales culpables. Porque la salida del franquismo se hizo sobre la base de la amnistía de los asesinatos cometidos por el régimen, como pretendió sin éxito en Argentina la dictadura del proceso.
Hubo, al menos una figura que se alzó entre tanta resignación e indiferencia: el juez Baltasar Garzón, el hombre que reivindicó para Argentina, Chile y España la primacía de la justicia sobre la impunidad. Actualmente es juzgado por prevaricato al violar la ley que prohíbe investigar los crímenes del franquismo e inhumar los cadáveres. El reino del revés.


¿Quienes denunciaron a Baltasar Garzón?
·         Agrupación Manos Limpias cuya función es luchar contra la corrupción. En realidad todas sus querellas fueron contra políticos de izquierda, socialistas, nacionalistas catalanes y vascos. Su dirigente, el ultraderechista Miguel Bernad, es Caballero de Honor de la Fundación Nacional Francisco Franco.
·         Libertad e Identidad: es un grupo muy relacionado con otros grupos de extrema derecha europeos que defiende la identidad española frente a los extranjeros y los emigrantes. Para ellos, "la libertad sería la del pueblo español frente a las ideas extranjerizantes". Simplifiquemos el nombre llamándolos Unión Xenofóbica.
·         Falange Española: su nombre lo dice todo. Entre otras cosas esta organización es autora de ese tratado, verdadero mamarracho de recomendaciones, llamado La Sección Femenina. Sus postulados esenciales son: “La función de la mujer es servir” o “La vida de toda mujer no es más que un eterno deseo de encontrar a quién someterse” Y refiriéndose siempre a la mujer le dice: Déjale hablar primero (se refiere al esposo); sus temas de conversación son más importantes que los tuyos. No lo satures con problemas insignificantes” En España se hizo una sátira teatral con estas ridiculeces que logró mucho éxito.
Estos son quienes pretenden enjuiciar a Garzón e inhabilitarlo en sus funciones. Huelga agregar más comentarios.

3 comentarios:

  1. Aunque huelgue te agrego un comentario.
    Muy bueno y esclarecedor el artículo, resume y refuerza lo que quizá ya sabemos y aclara bien de donde vinieron las denuncias a Garzón.

    No se puede creer que el pueblo español haya votado volver a ese horror. Un retroceso en el cual quizás las mujeres seamos las más perjudicadas.
    Cada vez más feliz de vivir en Argentina.
    Lamarga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario
      Ricardo

      Eliminar
    2. Muchas gracias por el comentario
      Ricardo

      Eliminar